Reptiles como mascotas

Aunque la mayoría de las personas tienen mascotas comunes en casa, viene acrecentándose la crianza y domesticación de reptiles. Por esta razón, es imperativo comenzar a saber más de ellos para valorar su existencia junto a nosotros.

Comencemos por decir que los reptiles son animales cuyo proceso de evolución data de eras geológicas, y son fieles expresiones de la historia del mundo animal.

A través de ellos se han podido comprobar científicamente metamorfosis increíbles que les ayudaron a sobrevivir en la tierra. Esto quiere decir que, se han adaptado a condiciones de la naturaleza, a veces, poco benignas.

Otro aspecto importante es que los reptiles forman parte de la historia cultural de los hombres sobre la tierra, porque muchos de estos animales han sido adorados como deidades, por ejemplo, el dios Quetzalcóatl.

Este ídolo mexicano representa una serpiente emplumada que enseñó a los hombres a trabajar y vivir felices.

Entonces, pensar en los reptiles como los seres vivos presentes en la tierra antes de nuestra aparición en la era Cuaternaria, y como parte de nuestra historia civilizatoria, debe sensibilizarnos sobre las maneras de cuidarlos, quererlos, protegerlos y preservarlos.

Por tanto, los reptiles merecen estar en su hábitat natural, para reproducirse y adaptarse a las condiciones climáticas en donde les corresponda vivir.

Sin embargo, la presencia de reptiles como mascotas en nuestras casas, requiere de buscar mucha información para mantenerlas en un ambiente controlado, que les permita vivir lo mejor posible.

Para ello, te ofrecemos una información valiosa que te servirá como guía para convivir armónicamente con tu reptil mascota.

Tipos y características de los Reptiles

Si tienes una mascota reptil en tu casa, o pretendes comprar una, lo ideal es que conozcas a qué grupo pertenece.

Hasta ahora, existen 4 grupos de reptiles conocidos como: Anapsido, Squamata, Crocodylomorpha y Rhynchocephalia.

Los Anapsidos

De esta subclase de reptiles persisten los conocidos como quelonios, testudines o tortugas. Ya que los cotilosaurios y los mesosaurios se extinguieron en la era Triásica.

Fíjate, si datan de eras geológicas anteriores a la nuestra, podrás imaginar lo arcaico que son, y cuánto ha sobrevivido la especie de tortuga que hoy tienes como mascota.

En cuanto a su cuerpo, poseen un caparazón que los protege y forma parte de su mismo cuerpo. El hocico deviene en forma de pico córneo y poseen una cola pequeña.

Los Aquamata

Este es el grupo de los reptiles más diversos y pueden tener o no patas. Entre ellos podemos mencionar a los lagartos, serpientes y lagartos gusanos o lombrices.

Entre los lagartos se cuentan las iguanas, camaleones, gecos, skinks y otros. Mientras que de las serpientes hay un universo conocido de más de 2900 especies.

Los reptiles pertenecientes a este grupo mudan su piel periódicamente, independientemente de que sean escamas pequeñas o grandes. El caso de la tortuga, pariente lejano de los squamata, es excepcional, porque ésta no muda la piel, sino que agrega nuevas capas a su caparazón.

Los Crocodylomorpha

Son animales de gran tamaño, muy feroces, hábiles e inteligentes.

Se agrupan en esta clase de reptiles, los caimanes, cocodrilos y gaviales. Viven en las zonas tropicales y requieren de mucha agua, porque la mayor parte de su vida la hacen dentro del agua, sin importar que sean pantanos, lagos, ríos entre otros.

Los estudios científicos indican que al destruir el ambiente natural donde se cría el cocodrilo, éste buscará la manera de mantenerse en él. E inclusive, si los alejan de su hábitat natural, por que fue urbanizado, regresarán buscando su espacio.

Esta especie de reptiles son las más antiguas de la tierra, se calcula su existencia desde hace más de 200 millones de años, lo que significa que su sentido de territorialidad está muy bien desarrollado.

Los Rhynchocephalia

Son unos reptiles con una sola especie viviente, se trata de la llamada tuatara y está concentrada su hábitat en Nueva Zelanda.

Su aspecto es parecido al de las iguanas y su longitud no sobre pasa los 60 cm. Son animales pequeños cuyo peso no supera el kilogramo

Los tuataras son fieles exponentes del linaje de la era de los dinosaurios.

Características comunes de los reptiles

Entre las características comunes tenemos que son animales de sangre fría o ectotérmica, por eso necesitan la fuente de calor externa para elevar su temperatura corporal.

También son vertebrados, respiran oxígeno y su piel está cubierta de escamas pequeñas o grandes, conocidas como placas del cocodrilo; e incluso, las hay únicas, como en el caso de la tortuga.

Todos estos reptiles presentan hermosos colores brillantes, tienen lengua bípeda, su metabolismo es lento y están extendidos por todo el mundo.

Por otra parte, lamentamos que muchos de ellos estén en peligro de extinción.

Reptiles mascotas más comunes

Luego de conocer los tipos y características de los reptiles, puedes ubicar tu mascota en el grupo que le corresponda, para tener los cuidados preventivos necesarios en el hogar.

Entre las mascotas reptiles más comunes se destacan: la Iguana, la tortuga de agua y la serpiente.

La iguana – un reptil del grupo Aquamata

Este animal es dócil y vegetariano; sin embargo, necesita de amplios espacios para tomar el sol y pasear.

Si vives en apartamento, deberás sacarla a los jardines o acondicionar el balcón, para que tu mascota pueda recibir diariamente sus baños de sol.

Estos baños de sol inciden beneficiosamente en su salud digestiva, reproductora y de purificación de su sangre.

Recuerda que tu mascota reptil puede vivir en cautiverio 20 años; es decir, si en tu casa puedes albergarla en condiciones favorables para su buen vivir, tendrás una mascota que te acompañará por muchos años.

Las iguanas son herbívoras, se alimenta de hojas y flores, por eso debes cuidar de que no haya plantas tóxicas a su alrededor. También le gustan los pequeños insectos.

La Tortuga de Agua pertenece a la familia de los quelonios

Dependiendo del tipo de tortuga que decidas tener como mascota, depende su alimentación y cuidados. Si se trata de una tortuga acuática, su dieta es carnívora; los crustáceos y moluscos son sus platillos preferidos.

Cuando tienes una tortuga terrestre, su alimentación básica consiste en vegetales, frutas, hojas frescas y jugosas para mantenerse hidratadas.

Las tortugas de agua necesitan un pequeño estanque o una gran ponchera, para sumergirse largos ratos y luego, salir a un lugar seco para respirar y descansar.

Dadas estas características, ten en cuenta que debes crearles un ambiente óptimo para que vivan por mucho tiempo.

Las serpientes – una elección de cuidado

Estos animales requieren de cuidados constantes y vigilancia extrema para convivir con ellas; no obstante, si conoces cómo cuidarlas y alimentarlas te librará de angustias y podrás disfrutar de su majestuosa compañía.

Entre las serpientes recomendadas como mascotas están las llamadas serpientes de maíz, debido a su tamaño y adaptabilidad a las temperaturas variables.

Es una mascota cuyo largo no pasará de 1.50 centímetros y le gusta alimentarse de granos de maíz. También le gustan las aves pequeñas y los roedores.

Es muy dócil, en el día se mantiene poco activa, mientras que en la noche puedes verla con mayor movilidad. Si la cuidas, y la mantienes bajo las condiciones adecuadas, pueden vivir hasta 10 años.

Otra mascota de este tipo puede ser la pitón bola, por su temperamento y carácter escurridizo, a tal punto que esconde su cabeza en medio del rollo que forma su cuerpo.

La pitón bola puede vivir entre 20 y 30 años, y entre su comida favorita están los ratones. Un ratón por semana será suficiente para cubrir sus necesidades alimentarias.

Accesorios para Reptiles

Si decides tener como mascota alguno de los reptiles que mencionamos anteriormente, te recomendamos adecuar tus espacios para que se sientan cómodos y seguros.

Si decides por una iguana, debes recordar que le encantan los árboles, las hojas frescas y mucho sol. En tal sentido, la temperatura es imprescindible para mantener su estado de salud.

Lo mejor será tener un buen jardín en casa, para que la mascota salga a recibir aire fresco. Esto es una recomendación fundamental y de condición obligatorio para preservarles la vida.

Si no tienes un buen jardín, es recomendable que acondiciones un espacio con bombillas de luz UVB en un área despejada, a temperatura ideal entre 35ºC y 38ºC.

Cuando te decides por una Tortuga de agua, el estanque es clave para ellas. También los llaman tortugueras y traen algunos accesorios que son necesarios para mantenerlas en buenas condiciones.

La tortuguera debe tener su termómetro, un bombillo para ofrecerles calor en la zona de descanso fuera del agua. Opta por una tortuguera que tenga una rampa para facilitar el tránsito entre el agua y el espacio seco.

La tortuguera debe estar vallada para evitar que la tortuga de escape y, además, un filtro de agua y calentador para mantener la temperatura óptima del agua. El filtro evitará que el agua se descomponga, creando un ambiente nocivo para tu mascota.

Las serpientes necesitan un terrario para mantenerlas en casa. Si se trata de una pitón, las dimensiones pueden ser de 1 metro de alto, por 60 centímetros de ancho y 70 centímetros de largo.

El fondo del terrario debe cubrirse con papel periódico, fibra de coco o afines de este material, para que contribuyan con la temperatura ideal de la serpiente.

Recuerda que la temperatura del terrario debe oscilar entre 26ºC-32ºC, sin desestimar la existencia de una cubeta con suficiente agua tibia para que se sumerjan y beban agua.

Dentro del terrario es importante que la pitón tenga troncos o ramas para refugiarse y, cuando necesitan mudar la piel, la textura del tronco les ayudará a desprender la piel muerta de la nueva.

Pienso y alimentación para reptiles

Una mascota iguana debe ser alimentarla con hojas, flores y pequeños insectos; sin embargo, cuando no podemos tener acceso a estos alimentos frescos, podemos darles un pienso balanceado para animarlo a saborear otros alimentos.

En el mercado existen buenas marcas comerciales que te ofrecen un pienso balanceado para tu mascota, éstas lo comerán gustosas si puedes remojarlas en agua.

Tu tortuga de agua puede consumir un pienso granulado rico en mariscos y moluscos, también puede contener algas. Prefiere aquellos piensos que contengan fibras, mucha proteína y vitaminas.

Escoge para tu mascota tortuga de agua, un pienso resistente al agua y que no pierda sus componentes alimenticios.

Si se trata de una serpiente, su alimento preferido son roedores, animales vivos para activar sus instintos de caza.

Sin embargo; si están en cautiverio, pueden acostumbrarse a comer trozos de carne o derivados de carne procesados especialmente para serpientes.

En este caso, debes ofrecerle a tu mascota unos trozos de carne a temperatura ambiente, sin que comiencen a descomponerse, porque serán rechazados por tu serpiente.

Es importante que tengas en cuenta que, si la presa está completa, no importa si está viva o muerta, le puede proporcionar más nutrientes que los trozos de ésta.

Consejos para la manipulación de reptiles domésticos

Los reptiles son especies delicados que pueden perecer con facilidad, ya que las condiciones de vida en cuanto a temperatura corporal y alimentación son de estricta observación y cuidado por parte de sus dueños.

Cuando se tienen reptiles como mascotas, es necesario cuidar también la integridad de las demás mascotas, ya que pueden convertirse victimas alimenticias de estos reptiles, como es el caso de los roedores mascotas.

También debemos cuidar que nuestras mascotas no destruyan los jardines ajenos, este consejo es válido cuando tenemos una iguana en casa.

Además, la manipulación de nuestras mascotas debe ser en forma segura para evitar que nos causen daño a nosotros mismos.

Consejos para escoger un reptil como mascota

Tener una mascota reptil en casa no puede ser una cuestión de moda, porque se trata de la vida de un animal que representa una parte importante de la evolución de los animales sobre la tierra.

Se trata entonces de escoger una mascota a la cual le podamos brindar respeto y el cuidado necesario.

Por tal razón, es necesario informarse sobre las condiciones de vida y de alimentación para adecuar nuestro hogar a la nueva mascota.