Roedores domésticos

Las Mascotas mamíferas más pequeñas

Desde hace algunos años, los seres humanos nos hemos dado la tarea de tener como mascotas animales exóticos, ya no solo nos conformamos con perros, gatos o hasta peces.

Son mucho los fanáticos de los roedores como mascotas, siendo los mamíferos más pequeños que se identifican por sus dientes incisivos.

Estos dientes crecen de forma continua y los ayudan a abrir alimentos con cáscaras, además de facilitar el trabajo de roer en superficies duras y resistentes en algunos casos.

Estos mamíferos se encuentran en gran parte del mundo y tienen cientos de especies. Son considerados unos animales muy tiernos con respecto a su aspecto, además de cautivar con sus pequeños ojos, y como un último dato; siendo tan peludos y su nariz tendiendo a moverse rápidamente, terminan de enamorar a cualquier persona que los vea.

Por tanto, si tienes planeado tener una mascota en casa y tienes pensado en un roedor, sigue leyendo el siguiente artículo, pues aquí en mascotastop.com te enterarás cómo es la mejor manera de cuidarlos, alimentarlos, etc.

Los 5 roedores domésticos más comunes

Hámster

El hámster es un roedor originario del Medio Oriente. George Waterhouse, en el año 1839, fue quién descubrió al hámster dorado. Aunque no fue hasta el siglo XX aproximadamente que la ciencia tomó en cuenta a este roedor.

El hámster es un mamífero que requiere estar siempre en movimiento, son considerados muy activos y enérgicos, además de muy inteligentes.

Una de las tareas que les encanta hacer es excavar y hurgar, lo más importante es que si lo queremos de mascota, ¡No ocupan demasiado espacio en nuestro hogar!

El hámster puede diferenciarse de otras mascotas roedoras por sus pequeñas orejas, cola corta y patas gorditas. Los hámsteres tienen aproximadamente 24 especies, todas de diversos tamaños. Además de que existen de diferentes colores: amarillo, blanco, marrón, gris o combinados.

La alimentación de los Hámster

Es necesario que sea muy diversa la alimentación del hámster, con el fin de cubrir las necesidades proteicas, de fibra, frutas, líquidos, etc.

Es importante acotar que, bajo ningún concepto, podemos darle sobras de comida y esto sucede porque la sal, especies o azucares, les caen muy mal.

Como toda mascota, no existe una hora concreta para alimentarles, sin embargo, es necesario que desde que llegan a casa se les adapte un horario regular para darles de comer.

También es importante saber que no debe faltarle nunca el agua, por lo que es recomendable tenerla en un bebedero especial para hámster.

¿Cómo debe ser la jaula de este roedor doméstico?

Antes de comprar cualquier jaula para hámster, debemos estar conscientes que es lo que realmente necesita nuestra mascota para que tenga un hogar saludable y se sienta cómodo y contento.

Algo muy importante para cuidar es el tamaño de la jaula, ya que debe ser estrictamente proporcional al tamaño del hámster. El principio básico al momento de escoger es: “Mientras más grande, mejor”.

Ardillas

Este mamífero roedor pertenece a la familia de los esciúridos. La cualidad más imponente de ellas es su cola, que es esponjosa y de mucho pelaje, la cual les permite mantener el equilibrio al saltar de una rama a otra, para nadar y/o para estabilizarse mientras simplemente se mueven.

Según la especie de ardilla, este mamífero varía de tamaño y de peso. Son considerados animales delgados y con una habilidad impresionante.

Es importante saber que este mamífero es muy activo. Posee un olfato, oído y vista muy desarrollados, de ahí viene su increíble agilidad y rapidez.

Es sorprendente la capacidad que tienen estos animales de comer a cada instante, muchas veces con el fin de establecer una buena reserva de alimentos para prepararse para la llegada del invierno.

La alimentación de la ardilla

La alimentación es un tema importante por saber, por lo que es considerada muy variada. Los alimentos que las ardillas prefieren son las frutas y la carne, lo que la hace ser una mascota omnívora.

Además, las ardillas domésticas les gustan comer frutos secos e insectos, lo que es muy bueno para mantener una nutrición ideal. Pero se puede complementar con otro tipo de pienso para roedores, también comida para ardillas compuesta por una variedad de ingredientes con gran fuente de vitaminas para garantizar la salud de la mascota.

En conclusión, es necesario que las ardillas coman todos los días un 1/4 de su peso. Además, la hidratación es un factor determinante en cualquier mascota, y más para aquellas que se encuentran en climas bastante cálidos.

La jaula de las ardillas

Lo más importante es el tamaño de ésta, debe estar alrededor de los 100 x 120 centímetros.

Mientras sea espaciosa y amplia mucho mejor, porque como se considera un animal muy curioso, si es muy pequeña puede sufrir cualquier accidente leve.

La jaula debe cumplir con diversas exigencias necesarias para el confort del animal, debe contar con una rejilla y una bandeja en la zona posterior para que todos los residuos de comida y excrementos puedan depositarse en dicha bandeja.

Por último, en la jaula debe incorporarse un comedero y un bebedero para ardillas, lo ideal es que sea como un biberón.

Chinchillas

Las chinchillas son mamíferos originarios de la Cordillera de los Andes. Este animal se encuentra en peligro de extinción por lo cotizada que es su piel. De hecho, de esta forma fue que se conoció este animal, porque los Incas las usaban como abrigos y posteriormente como mascotas.

A partir del año 1865 se dieron a conocer los primeros criaderos, y con su llegada, se creó un boom por su piel, por ello, en el año 1910 se firmó un acuerdo que prohibía la captura, caza, muerte y venta de pieles de las chinchillas.

Estos roedores domésticos se asemejan a un canguro, esto sucede porque tienen las patas delanteras más cortas que las traseras, además de una cola muy tupida de pelaje.

Sus ojos hacen que sea un mamífero muy encantador, y su cuerpo es rechoncho y suave.

La alimentación de la chinchilla

Las chinchillas domesticas son herbívoras, por lo que es necesario darle alimentos lo más naturales posibles, siendo ésta a base de heno; sin necesidad de que sea racionada.

En términos generales, lo ideal es que el consumo de alimentos sea aproximadamente de 25g diarios.

Las chinchillas deben tener siempre acceso al agua, pero ésta debe estar limpia y fresca, esto es porque estos mamíferos no pueden combatir las bacterias que contenga el agua, lo que podría ocasionar diarrea, problemas del hígado o hasta la muerte.

La jaula de las chinchillas

Lo más importante al momento de escoger una jaula es que cubra todas las necesidades de nuestra mascota, por lo que debemos considerar el número de chinchillas que vayan a habitar la jaula.

Si deseas tener una pareja de chinchillas, lo ideal es que el tamaño oscile entre los 80 centímetros de ancho y 50 centímetros de profundidad. Esto con la finalidad de permitir que la superficie sea suficientemente amplia para ubicar una caja-nido grande.

También se recomienda comprar un bebedero para chinchillas de los que cuelgan en la jaula, para que de esta forma no permita que ninguna bacteria entre en él y pueda afectar a nuestra mascota.

Ratas

Este es uno de los animales roedores más astutos e intimidantes que existen, sin embargo, son muchas las personas que se sienten atraídas por estos animales como mascota.

Actualmente, existen entre 56 y 65 especies de ratas en el mundo, siendo las más comunes la rata parda y la rata negra.

Las ratas forman parte de la familia de los múridos. Sus características fenotípicas dependen mucho de la raza, sin embargo, todas ellas son animales omnívoros y presentan rasgos similares.

Los sentidos que mas han desarrollado las ratas son el olfato y el oído, pudiendo escuchar bajas frecuencias a distancia. El sentido menos desarrollado de las ratas es la visión.

La alimentación de las ratas

Este roedor doméstico se alimenta en poca cantidad, pero de manera frecuente, es decir, el aporte de los alimentos debe ser continúo, pero de ninguna manera debe ser en exceso, ya que su metabolismo es muy acelerado.

Asimismo, es muy importante dejar disponible un recipiente de agua para que consuma las 24 horas del día. Así podrá tener una digestión eficiente, buena absorción de los alimentos y excelente hidratación en general.

Lo recomendable en su alimentación es darle pienso especializado para ratas.

Características de la jaula para ratas

Las ratas de gran tamaño requerirán de grandes espacios en sus jaulas. Es importante destacar que las ratas requieren, no solo espacios verticales y horizontales, sino también de accesorios especiales para ratas que les permitan jugar, treparse, colgarse, roes, etc.

Un dato importante que debemos también tener en cuenta es que a las ratas no les gusta ensuciar donde duermen y comen, es por ello que lo ideal es diseñarles una especie de baño en sus jaulas para que estén más cómodas.

Jerbos

Este animal doméstico también es conocido como gerbo o gerbillo, es un roedor desértico que pertenece a la sub- familia de los dipodinos, los cuales habitan con mayor frecuencia en las zonas de Asia y África; por lo que están adaptados por completo a ambientes muy secos y áridos.

Son considerados como mamíferos de sencilla crianza y mantenimiento; además de adaptarse de manera sencilla a todo tipo de ambiente, por lo que, gracias a eso, pasó de ser un animal de laboratorio para comenzar a verse como una excelente mascota en innumerables hogares.

Una de las principales características resaltantes de este roedor son sus patas traseras, las cuales son considerablemente más grandes que las delanteras, perfectas para mantenerse de pie y gozar de una extrema agilidad para dar grandes saltos.

El color de su pelaje más conocido es el dorado con rayas negras y rubias. Aunque, actualmente existen aproximadamente 30 variedades de color distintas en ellas.

Alimentación de los jerbos

Al igual que la mayoría de los roedores domésticos, los jerbos requieren de una dieta variada y balanceada, que contenga principalmente vegetales, semillas, insectos y raíces.

Los Jerbos que sean criados como mascotas deben tener cubiertas todas las necesidades alimenticias; por lo que se requiere proporcionarles todos los nutrientes necesarios para ello.

Actualmente, existe un falso mito sobre los jerbos, que describen a este animal como desértico, que apenas requieren agua para vivir y mantenerse sanos, pero esto es totalmente falso. Los jerbos que habitan en lugares áridos y secos se hidratan a través de vegetales, semillas y raícen que ingieren.

Por lo que, como cualquier mascota, se recomienda que siempre se abastezca de agua, es importante que se encuentre en un contenedor metálico para que el jerbo no lo deteriore.

La jaula del jerbo

La jaula que debemos proveerle debe ser amplia para que pueda desenvolverse y caminar, son animales activos que la mayoría del tiempo están en plena actividad y corretean intensamente.

La jaula debe ser lo más resistente posible, por lo que no debe ser de plástico, ya que el jerbo la roerá, siendo ésta una de sus actividades favoritas.

El piso de la jaula debe ser fabricado con un material sólido, para que pueda pisar sin ningún problema. Además, se recomienda que se disponga de una bandeja exterior debajo de la jaula, para evitar cualquier derrame, estos roedores también tienen la necesidad de escarbar constantemente.

Consejos a la hora de adquirir algún roedor doméstico

La principal característica que tiene un roedor doméstico es que se cuida de una manera muy sencilla en la mayoría de los casos, ya que son animales que no necesitan salir de paseo ni de una alimentación costosa.

Por tanto, si deseas tener a un roedor como mascota en casa, pues te lo recomendamos con toda confianza, ya que no son animales que requieran de grandes cuidados ni inversiones.

Es necesario destacar que, a pesar de los fáciles cuidados, estos animales requieren de una jaula con dimensiones adecuadas y una alimentación adaptada a ellos. Teniendo en cuenta que no todas las razas son iguales y, por ello, no todas se alimentan de la misma forma.

De igual manera, es una mascota y el principal requerimiento que tienen es la atención, por lo que debemos brindarle cariño, amor y mucha compañía. De esta forma el roedor se adaptará a la familia y se sentirá cómodo y seguro.